top of page

Tintas biobasadas como factor para reducir el cambio ambiental.



Las tintas de base biológica se están convirtiendo en una opción clave al representar una

alternativa sostenible que reduce significativamente el impacto ambiental. Estas tintas se

elaboran a partir de fuentes renovables, como plantas y microorganismos, en lugar de depender

de componentes químicos tradicionales derivados del petróleo.


El principal beneficio de utilizar tintas biobasadas radica en su huella ecológica reducida. Al

emplear materias primas renovables, se disminuye la dependencia de recursos no renovables y

se limita la emisión de gases de efecto invernadero. Esto contribuye a la conservación de la

biodiversidad y a la mitigación del cambio climático.


Además de su impacto ambiental positivo, estas tintas ofrecen características de alta calidad en

términos de rendimiento de impresión. Proporcionan colores vibrantes y duraderos, manteniendo estándares de calidad comparables a las tintas convencionales. Su versatilidad se extiende a diversos sustratos, como papel reciclado y cartón, adaptándose también a las demandas de la impresión sostenible.


La biotinta destaca por su biodegradabilidad, facilitando la gestión adecuada de los residuos

impresos. A medida que las empresas buscan soluciones más respetuosas con el medio

ambiente, la adopción de tintas de base biológica emerge como una elección inteligente y

responsable; al reducir la dependencia de recursos no renovables y minimizar el impacto

ambiental, las tintas biobasadas ofrecen una opción viable para empresas comprometidas con la

preservación del medio ambiente sin comprometer la calidad de impresión.


Litoplas ha implementado con éxito, desde hace más de dos años, el uso de tintas respetuosas

con el medio ambiente, marcando la pauta para una impresión más consciente y sostenible.


Fuente:

Redacción Litoplas.

Opmerkingen


bottom of page